Existen varias razones por las que los recibos fiscales digitales en línea (CFDI) se invalidan. Para el 2022, la forma habitual de afrontar esto cambiará antes del SAT, como se anunció en la reforma fiscal, el CFDI solo se podrá cancelar en el mismo año.

El 12 de noviembre de 2021 se publicó en el Diario Oficial un proyecto de decreto para reformar, complementar y derogar las disposiciones de la Ley del Impuesto a la Renta, Impuesto al Valor Agregado, IEPS, ISAN y CFF, incluyendo modificaciones relacionadas con documentos tributarios, ahora hablaremos sobre la terminología establecida por la autoridad para cancelar ingresos tributarios en el artículo 29 A de la Ley Federal de Finanzas.

“Los comprobantes fiscales digitales a que se refiere el artículo 29 de este Código, deberán de contener los siguientes requisitos:

Salvo que las disposiciones fiscales prevean un plazo menor, los comprobantes fiscales digitales por Internet sólo podrán cancelarse en el ejercicio en el que se expidan y siempre que la persona a favor de quien se expidan acepte su cancelación.

El Servicio de Administración Tributaria, mediante reglas de carácter general, establecerá la forma y los medios en los que se deberá manifestar la aceptación a que se refiere el párrafo anterior, así como las características de los comprobantes fiscales digitales por Internet o documentos digitales a que se refiere el artículo 29, primer y último párrafo de este Código en el caso de operaciones realizadas con residentes en el extranjero sin establecimiento permanente en México.

Cuando los contribuyentes cancelen comprobantes fiscales digitales por Internet que amparen ingresos, deberán justificar y soportar documentalmente el motivo de dicha cancelación, misma que podrá ser verificada por las autoridades fiscales en el ejercicio de las facultades establecidas en este Código”.

También debe tenerse en cuenta que, como parte de la adición anterior, se ha agregado al Código Fiscal de la Federación el artículo 46 del artículo 82, que establece que un CFDI no puede cancelarse cuando se emite un recibo por error. O sin motivo o por cancelación. Pasado el plazo, el artículo 42 establece que la multa por cometer dicho delito es de entre el 5% y el 10% del monto de cada recibo fiscal.

Por lo que se recomienda la realización de una revisión continua con el propósito de realizar cancelaciones durante el período especificado por la autoridad, así como asumimos el período de tiempo especificado por la autoridad para cancelar los comprobantes en años de manera desproporcionada en todos los casos, esto indica que en el caso de los comprobantes tributarios emitidos el 31 de diciembre, el plazo de cancelación será casi nulo, por lo que esperamos que por reglamento y por regla general, la autoridad competente tome medidas específicas en función de la fecha de emisión del documento.