En el artículo 210 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, en su fracción VIII, se establece como requisito de deducción en personas morales (PM) del Régimen Simplificado de Confianza (RESICO), “los comprobantes fiscales de las deducciones que se obtengan a más tardar el día en que el contribuyente deba presentar su declaración de pago provisional; esto implica que tendrían hasta el día 17 del mes siguiente para reunir los comprobantes.

El período considerado para el pago, es desde el mes de inicio del ejercicio y hasta el último mes del período por el que se determina el pago provisional, es decir, el pago provisional del mes abarcaría los ingresos y deducciones realizados desde enero hasta el mes al que corresponda el pago provisional de ese ejercicio, por lo que se debe obtener el comprobante dentro del mismo mes, de lo contario no serán deducibles en ese mes, podrán ser considerados deducibles en el mes siguiente, pero no corresponderían con el mes en que estos se incurrieron.

Las PM del RESICO deberán establecer políticas y controles adecuados para obtener los comprobantes dentro del mismo mes en que el gasto es efectuado, de otra manera, no será deducible en ese período. Lo anterior implica diferencias temporales o diferimientos en el cálculo de los impuestos mensuales.

A diferencia del Régimen General, en el RESICO de la PM, la obtención de los comprobantes debe ser mensual.