Todo está normalizándose, ya no tenemos pánico ni estamos encerrados bajo llave, la vida sigue su curso en todas las áreas de la sociedad.

En las empresas, no a sido diferente, ya mucho se ha hablado de como nos adaptamos al encierro y al forzoso home office, tanto que, en México, el gobierno creo un Decreto que se publicó en el Diario Oficial de la Federación en enero de 2021 que habla del Teletrabajo o Home office.

Hoy en día, la mayoría de las empresas, están optando por el modelo de trabajo hibrido, que es que unos días están de manera presencial y otros días de manera remota.

Este formato tiene ventajas y desventajas y como todo en la vida, es de prueba y error.

Ventajas, los días que estas en Home Office, ocupas los tiempos que te tardarías en el traslado en alguna actividad más productiva, comes más saludablemente, te organizas para cumplir con tus obligaciones familiares más fácilmente, ahorras, tanto en alimentos, como trasporte. Y el ir a la oficina también provee ventajas, convivir con tus compañeros, resolver dudas en persona, estar en un espacio solo para trabajar, evitas distracciones y la que es más importante para mí, es sociabilizas, ¿a poco no extrañaste la plática del café?

Bueno con esta nueva modalidad, también se encuentra un desafío importante, ¿Cómo se puede trabajar en equipo, si no coincidimos en espacio?

Después de prueba y error, preguntar a personas y expertos, te describo las características para tener un excelente equipo colaborativo hibrido:

  • Motivación: esta es la condición atrás de cualquier trabajo. Puede ser que la encuentres porque el proyecto o tarea es apasiónate, o porque si lo haces, creces como profesional. Es importante que encuentres tú motivación
  • Confianza: cada uno de los miembros del equipo entiende el papel que tiene en el equipo y realiza sus actividades de manera responsable, el líder confía en que así va a suceder.
  • Autonomía: cada colaborador puede realizar sus actividades de manera personal y desarrolla estrategias para cumplir con su rol.
  • Comunicación: se abren los canales de comunicación, para que cada miembro del equipo pueda resolver sus dudas o comunicar sus resultados independientes de donde se encuentre.

 

Te comento que no es fácil pertenecer a un equipo hibrido y no nacimos sabiendo como hacerlo, todos hemos estado aprendiendo mientras nos adaptamos y demostramos nuestra resiliencia, para esto, te presento algunas estrategias que te pueden servir:

  • Tener la información centralizada: ahora que todo está en la nube, es muy fácil tener todos, la misma información a la mano.
  • Evitar una junta si se puede solucionar con un correo electrónico o chat, así evitas que todos en el equipo pierdan el tiempo, cuando se puede solucionar en unos minutos.
  • Contar con un entorno de trabajo relajado donde antes de comenzar las juntas, se pueda contar un chiste o comentar los acontecimientos del momento,
  • Asegurarse de que todos manejen las herramientas tecnológicas para lograr un trabajo efectivo remoto.
  • Trabaja por objetivos, así será más fácil medir los resultados.

Esto es lo que nos esta tocando vivir y como se dice, el que no se adapta se muere, así que te propongo el reto que implementar alguno de estos puntos para que veas como se adapta a tu compañía y si no funciona, prueba con el siguiente y cuéntanos como te va.