El 16 de diciembre de 2020, con motivo de la reforma del Sistema de Pensiones de Cuentas Personales (DOF 2021), se anunciaron en el DOF las reformas a la Ley del Seguro Social y a la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro. Esta reforma incluye aumentar la tasa de cotización del 6.5% del salario básico de cotización (SBC) al 15%; reducir el número de semanas cotizadas de 1.250 a 1.000 semanas, aumentar la pensión mínima garantizada (PMG), y otros cambios (ver (CIEP).

Además, el 16 de octubre de 2021, DOF publicó un método para calcular la comisión más alta posible (DOF 2021). El propósito de esta investigación es mostrar el impacto de las comisiones máximas en las administradoras de fondos de ahorro para el retiro (Afores) y ahorradores.

La reforma al sistema de pensiones 2020 propone, entre otras cosas, fijar un impuesto máximo sobre las comisiones que pueden recibir las Afores. La reducción de las comisiones tendrá un efecto negativo en las ganancias de las Afores en el corto plazo, pero se restablecerán a medida que el saldo de la cuenta personal del empleado aumente gradualmente. Para los ahorradores, este crecimiento se traduce en un aumento del saldo final de sus cuentas personales; Sin embargo, deberán pagar una comisión más alta a las Afores.

Al respecto, CONSAR estima que, si la comisión es del 0,5%, el ahorro medio por trabajador aumentará en un 12% (CONSAR 2020).

Sin embargo, varios participantes del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) advirtieron que pueden estar sujetos a la estructura competitiva del SAR por comisiones reducidas (AMAFORE 2021). La comisión es el único ingreso que pueden cobrar las Afores (DOF 2019) a medida que la comisión disminuye, sus ingresos disminuirán. Si bien los recursos adquiridos por las Afores han aumentado desde 2014, también han aumentado algunos costos. Sin embargo, los costos auxiliares y de transferencia, que son los principales costos de las Afores, en realidad han disminuido. Esto significa que la utilidad neta de todas las Afores

pasará de 82 mil millones de pesos en 2014 a 105 mil pesos en 2020, 786 millones de pesos.

Uno de los objetivos de la reforma es aumentar las pensiones de los trabajadores. Al reducir las comisiones que cobran las Afores, la cantidad de recursos ahorrados por los trabajadores aumentará en el largo plazo, lo que les permitirá recibir pensiones más altas.

Si bien el monto que pagaron ha disminuido con el establecimiento de la comisión máxima, el monto pagado a la Afore aumentará a medida que aumente el saldo total. Además, con el fin de incrementar la cantidad de recursos en la cuenta personal, se pueden modificar los tipos de inversiones permitidas por la CONSAR.

Otra forma de incrementar los recursos de los trabajadores es el ahorro voluntario, sin embargo, en México aún no se ha desarrollado esta opción. Por ejemplo, según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera de 2018, el 3,9% de las personas propietarias de Afores informaron que realizaron donaciones voluntarias. La baja tasa de participación del ahorro voluntario hace que en 2020 los recursos registrados como ahorro voluntario representen el 1,2% de todos los recursos administrados por las Afores (INEGI 2019).