Como sabemos diferentes empresas consideran usar como método de pago la famosa moneda BITCOIN y los CRIPTOACTIVOS, que en diferentes estudios se han dedicado a analizar los pros y contra de esta nueva modalidad como lo son el banco de México la SHCP y la CNBV.

Como nos lo menciona la C.P.C Silvia Rosa Matus Gómez, integrante del Colegio de Contadores Públicos de México, quien posee una vasta experiencia en temas como este cuando una empresa le compramos algunos activos y que pague con moneda virtual, como se debe de facturar esta situación, ya que el movimiento esta emitido por el banco central para que puedan ser deducibles, depreciadas o amortizadas y así ser aceptada por el fisco.

En tesorería cuya misión es pasar el plan de caja para controlar el funcionamiento de la organización. Según Matus, es importante saber que debe tener tres elementos, a saber: capital de trabajo, capital seguro y capital especulativo; en este último caso, su adopción (por nombre) es incorrecta, porque debe ser una inversión, porque el tesorero de la organización es responsable y custodia de los recursos que no le pertenecen, por lo que, si invierte en este tipo de moneda, será responsable, a menos que la gerencia le dé un escrito aprobar declaración para invertir en criptoactivos.

El impacto del capital de riesgo en los ciudadanos es que sienten dolor porque no tienen los recursos para comer. Esto refleja una variedad de razones, como el desempleo causado por la pandemia y, como se observa, algunas empresas apuestan por este tipo de moneda virtual, y luego pierden el poco dinero que les quedaba. Cabe recordar que la pobreza existe en el 99% de los ciudadanos (creo que esta proporción es mayor), por lo que solo unas pocas personas conocidas tienen el 1% en las manos, lo que también puede causar depresión.