Los patrones deben informar al Seguro Social, la prima con la cual cubrirán las cuotas del Seguro de Riesgos de Trabajo a más tardar el 28 febrero del 2022; por lo cual deben revisar anualmente su siniestralidad, para determinar si permanecen en la misma prima, o bien, si disminuye o aumenta.

De no cumplir esta obligación en tiempo y forma, los patrones pueden ser susceptibles a la imposición de un crédito fiscal por concepto de diferencias, actualizaciones y recargos e incluso multas.

Para ello, se deberá presentar la declaración por vía electrónica, mediante el módulo DAPSUA disponible en la plataforma “IMSS Desde Su Empresa” (IDSE) o de manera impresa en el área de Afiliación-Vigencia de derechos o la oficina de Clasificación de Empresas de la subdelegación correspondiente al domicilio del registro patronal.

Los patrones de empresas con menos de 10 trabajadores pueden elegir presentar la Declaración anual o cubrir la prima media que les corresponda. Si el Patrón opta por adherirse a este beneficio, deberá informarlo mediante escrito libre en el área de Afiliación-Vigencia de derechos o en la oficina de clasificación de empresas de la Subdelegación que corresponda al domicilio de su registro patronal. También se tendrá que considerar, que en los casos de que la prima determinada para 2022 sea la misma que para 2021, deben cotizar con esta y no con la prima media.

Los Patrones no se encuentran obligados a presentar la determinación de la prima, cuando ésta resulta igual a la del ejercicio anterior, es decir, en caso de que el patrón se encuentre en la prima mínima de 0.50000 y sus trabajadores no sufrieran riesgos de trabajo, o bien si los tuvieron y en el cálculo se mantenga la prima máxima de 15.00000.