Como bien lo sabemos en las empresas deprecian sus activos a largo plazo tanto para efectos contables como fiscales, esta a su vez disminuye el valor del activo y va afectando el balance de aquella empresa.

Existen varios métodos para poder calcular los gastos como lo son: en línea recta, la reducción de saldos, la suma de los dígitos y método de unidades de producción. Al realizar este cálculo es útil para la empresa ya que ayudara a prever y deducir gastos futuros a través de la creación de un fondo de reservas.

Para hacer este cálculo es indispensable saber la tasa de depreciación anual y la vida útil de cada activo, como se muestra a continuación según el artículo 34 de la LISR:

(Moderado)

Para la vida útil es el periodo durante el cual se espera que un activo este disponible para su uso y pueda generar ingresos para la entidad, para determinarla solo se necesita de la utilización prevista del componente. El uso se evalúa por referencia a la capacidad del componente o al producto físico que se espera de él.

Este calculo se debe de hacer por cada activo, es decir, se debe de hacer por cada componente importante que integre el activo fijo contabilizado.

GML