Los antivirus como los conocemos de manera tradicional se basan prácticamente en protegernos de malware, o sea software malicioso.

Con el aumento en el uso de aplicaciones basadas la mayoría en Internet, los antivirus han dejado de ser funcionales para temas de seguridad.

Los antivirus:

  • Protegen los equipos de manera individual
  • Soló contra malware
  • No proporciona cifrado de datos al enviar o recibirlos
  • Es como una pequeña característica de los Endpoint
  • Es para uso del hogar

Hoy en día la exigencia de la seguridad se basa en protección más allá de un “virus”.

Hay una serie de soluciones integrales para que nuestra empresa u oficina pueda estar protegida, pero podrían ser costosas.

El Endpoint cuenta con consolas de administración remotas que nos permiten controlar los estatus de los equipos y las amenazas detectadas y así poder lograr una buena protección.

El Endpoint es un software que se instala en nuestros equipos como si fuese un antivirus tradicional, pero con varias ventajas:

  • Protección de nuestro equipo de amenazas externas
  • Restricción de puertos y dispositivos
  • Restricción de software a instalar
  • Protección de la información (contra ramsomware)
  • Bloqueos de tráfico
  • Reportes y alertas de seguridad
  • Protección de la RED
  • Jerarquías de acceso a datos
  • Cifrado de datos al ser enviados o recibidos
  • Detección de intrusos
  • Es usado por organizaciones de todos tamaños

Debido al trabajo fuera de oficina, el Endpoint también nos da confianza en proteger los equipos remotos y saber sus condiciones gracias a la consola de administración.

Las diferencias entre el antivirus tradicional y el Endpoint son enormes. Actualmente existen en el mercado diversas soluciones de Endpoints.

Si gusta tener más información nosotros podemos ayudarles e implementar estas soluciones de seguridad.