En el ambiente laboral como Contador, Auditor, Administrador, Contralor o simplemente como persona debemos tener presente la importancia de saber aplicar e interpretar los resultados que nos arroja una razón financiera. A veces nos enfrentamos al temor cuando escuchamos el nombre; sin embargo, es una de las herramientas o métodos más comunes y generalizadas para analizar o estudiar los estados financieros de una empresa.

Entrando en un aspecto más técnico las razones financieras son indicadores utilizados en el universo de los negocios para medir la realidad financiera de una empresa y la capacidad de esta para asumir las diferentes obligaciones que adquiera, además de precisar el grado de liquidez y rentabilidad de sus actividades.

A continuación, te mencionamos las razones financieras las cuales te sugerimos poner en práctica y entenderás lo fácil que es y sobre todo los beneficios que te puede dar para una mejor toma de decisiones:

Razones financieras de liquidez: Se refieren a la capacidad de pago a coto plazo de la empresa.

  • Prueba Ácida o del Ácido
  • Razón Circulante

Razones financieras de rendimiento: Miden la capacidad de la empresa para generar utilidades.

  • Margen de Utilidad Bruta
  • Retorno Sobre Activos (ROA)
  • Retorno Sobre Capital (ROE)

Razones financieras de apalancamiento: Determinan el grado de endeudamiento de una empresa en relaciona sus activos.

  • Razón de Endeudamiento
  • Apalancamiento Financiero

Razones financieras de actividad y rotación: Miden la eficiencia y la velocidad de recuperación de lo invertido.

  • Rotación de Inventarios
  • Plazo promedio de Cuentas por cobrar/pagar

Razones financieras de valor de mercado: Miden la rentabilidad de la empresa en términos de valor mercado de sus acciones.

  • Utilidad por Acción (UPA)
  • Precio sobre Utilidad (P/E)