Es importante comprender el proceso de cálculo de los salarios de cotización básica de los trabajadores para la reducción de la jornada laboral, esto es para cubrir en su totalidad las cotizaciones a la seguridad social y evitar dañar a los trabajadores, así como para evitar conflictos con el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Para empezar con el tema es importante saber quiénes están sujetos al aseguramiento, pues son aquellos que presten servicios remunerados, personales y subordinados, así como los miembros de las cooperativas, el personal designado por la Administración Federal y las trabajadoras del hogar deben participar en el seguro del sistema obligatorio y deben participar en el seguro de pago del salario básico.

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo en los artículos 60 y 61 existen 3 tipos de clases de jornada como:

Por lo que el salario base de cotización se integra pagos hechos en efectivo por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, alimentación, habitación, primas,

comisiones, prestaciones en especie y cualquiera otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por su labor según el artículo 27 de LSS.

¿Cómo se calcula la jornada reducida?

Para ejemplificar lo anterior supondremos que la persona encargada de la limpieza en una firma de contadores labora 5 horas diarias, 3 veces por semana, por lo cual gana 70 pesos por hora trabajada y que tiene las prestaciones de ley referentes al primer año trabajado, por lo cual los cálculos son los siguientes: