Son aquellas personas que deben revelar en su información financiera y sobreestimar el valor de la empresa para un nuevo accionista todo aquel monto de las obligaciones laborales contingentes por tener beneficios como:

  •  La prima de antigüedad
  •  La indemnización por despido
  •  Los planes de pensiones
  •  Los beneficios en contratos colectivos de trabajo

Pero no solo se representa de una falta ante un nuevo accionista, esto implica que no se está generando una provisión para cubrir al pasivo que se fue acumulando durante la carrera del trabajador y en consecuencia solo afecta el resultado del ejercicio en el que se pague, situación que beneficia a los accionistas que hayan participado con la empresa hasta antes del pago.

Y nos sirve para que se establezcan las reglas que se deben seguir para poder llevar a cabo su cuantificación y revelación dentro de los estados financieros, lo cuan resulta importante en el rango de la naturaleza del pasivo.

Es tiempo de revisar como se encuentra la empresa en este concepto y revelar el pasivo derivado de las obligaciones pasadas, y para ello se tiene una herramienta que permite generar una visión clara de lo que puede suceder en corto, mediano y largo plazo que es la NIF D-3.