Este paquete económico 2022 propone un incremento de 0.37% del PIB en recursos de salud, este se destina a la atención de la enfermedad COVID-19 y al programa de IMSS-Bienestar.

El programa IMSS-Bienestar alcanzaría 23 mil 690 mdp y esto representa un incremento de 67.9%, donde se proporciona en unidades medicas servicios de primero y segundo nivel, este último a través de 80 unidades hospitalarias donde se atiende las especialidades de cirugía general, gineco-obstetricia, medicina interna, pediatría, anestesiología, medicina familiar y epidemiológica.

Estos programas atienden a la población donde representa el 0.63% de las intervenciones de IMSS, ISSSTE y Pemex.

Además, en el PPEF 2022 se proyecta la construcción de 40 hospitales rurales, la inversión requerida podría alcanzar 90.3% del aumento de IMSS-Bienestar.

Pero este aumento en los recursos podría disminuir la desigualdad por subsistema y aumentar la tasa de atención y los servicios de primer y segundo nivel de atención, sin embargo, la mayor presión es para las finanzas publicas que provienen de enfermedades de 3 er nivel de atención.