La Iniciativa de Reforma Fiscal para 2022 contempla la incorporación de un nuevo régimen para las personas físicas denominado “Régimen Simplificado de Confianza” (RESICO), el cual busca simplificar el pago de impuestos y los trámites administrativos a estos contribuyentes, configurándolo como un régimen opcional de Impuesto Sobre la Renta (ISR) sobre ingreso bruto, sin deducciones y con una tasa progresiva máxima de 2.5%.

Pueden tributar en este régimen las personas físicas que obtengan ingresos hasta por $3.5 millones y cuando solo realicen:

        • Actividades empresariales
        • Actividades profesionales
        • Otorguen el uso o goce temporal de bienes

También se puede tributar en este régimen cuando, además, se obtengan ingresos por salarios y por intereses, siempre que en conjunto con los de sus actividades no rebasen los $3.5 millones señalados.

Las personas físicas que no pueden tributar en este régimen son:

        • Socios, accionistas o integrantes de personas morales o cuando sean partes relacionadas.
        • Residentes en el extranjero que tengan uno o varios establecimientos permanentes en el país.
        • Quienes cuenten con ingresos sujetos a regímenes fiscales preferentes.
        • Quienes perciban los ingresos por conceptos asimilados a salarios, a que se refieren las fracciones III, IV, V y VI del artículo 94 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).

La tarifa mensual sería la siguiente:

Monto de los ingresos fiscales Tasa aplicable
Hasta $25,000.00 1.00%
Hasta $50,000.00 1.10%
Hasta $83,333.33 1.50%
Hasta $208,333.33 2.00%
Hasta $3,500,000.00 2.50%

Se deberán presentar pagos provisionales mensuales y presentar la declaración anual.

Cuando estos contribuyentes realicen actividades con personas morales, estas deberán retener el monto que resulte de aplicar la tasa del 1.25% sobre el monto de los pagos que les efectúen, sin incluir el Impuesto al Valor Agregado (IVA), proporcionando la constancia de retención correspondiente. Esta retención se considerará un pago anticipado del impuesto y podrá disminuirse del impuesto a pagar en el pago provisional del mes al que corresponda.

En este régimen se prevén las siguientes obligaciones:

        • Inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC)
        • Contar con “e.firma” y Buzón Tributario
        • Emitir el Comprobante Fiscal Digital (CFDI) por todos los ingresos
        • Conservar CFDI de las deducciones.
        • Expedir y entregar CFDI a los clientes
        • Expedir CFDI global cuando el cliente no solicite factura.
        • Retener y enterar el ISR sobre salarios
        • Realizar pagos provisionales mensuales
        • Presentar declaración anual

Adicionalmente, se deben cumplir con lo siguiente:

        • Encontrarse activos en el Registro Federal de Contribuyentes
        • En el caso de reanudación de actividades, que en el ejercicio inmediato anterior los ingresos hayan excedido de $3.5 millones
        • Estar al corriente en el cumplimiento de las obligaciones fiscales
        • No encontrarse en el listado de contribuyentes del Artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF).

En este régimen no es obligatorio llevar contabilidad, ni está sujeto a la utilización de la plataforma “Mis Cuentas” del Servicio de Administración Tributaria.

Quienes omitan tres o más pagos provisionales mensuales en un año calendario consecutivos o bien, omitan presentar su declaración anual, dejarán de tributar en este régimen.

Nota: Tengamos presente que este régimen apenas ha sido propuesto al Congreso, por lo que falta que pase por el proceso legislativo y se le hagan los cambios que se estimen procedentes.