Ser resiliente es la capacitad de una persona de reponerse de la adversidad, de adaptarse cuando las cosas no van bien. Enfrentar las adversidades con seguridad y valentía. Salir adelante con éxito.  (Karen Reivich, Andrew Shatte, Martin Seligman).

Hay que aceptar, en los últimos años, hemos necesitado y desarrollado esta habilidad sin que lo sepamos, como por inercia, con todo lo que nos presento la pandemia y las adaptaciones que tuvimos que hacer como personas, familias, empresas, negocios, etc.

En esta vida, debemos tener en cuenta que la adversidad es parte de nuestra vida, que las cosas no siempre salen como las planeamos, que la vida no se trata de sobrevivir, sino de vivir y de ser felices y de tener la seguridad de que tenemos todas las habilidades y capacidades para salir delante de cualquier situación.

Podemos salir de cualquier situación que se presente con los recursos y herramientas que hemos adquirido en nuestra vida y con nuestras experiencias. Muy importante, ser Resiliente no es igual a ser invulnerable.

Hay un concepto en la psicología positiva, que es la rama de la psicología mas actual, que no estudia los problemas mentales de las personas, si no estudia como  las personas “normales” las que en términos de psicología las llaman “ neuróticos” pueden ser su mejor versión o cómo se puede ser felices, este concepto se llama “Indefensión aprendida”  esto significa que cuando tuvimos alguna experiencia el pasado y aprendimos de la reacción que tuvimos en aquella ocasión y cuando se presenta otra vez o  alguna parecida, reaccionamos igual.

Sabiendo todo esto…, ¿cómo podemos desarrollar nuestra capacidad de Resiliencia?

Como todo, la resiliencia se desarrolla con la práctica y la repetición, es una habilidad que como ya mencionamos, hemos utilizado durante toda nuestra vida, pero más en los últimos 2 años.

  1. Primer paso, tenemos que identificar la adversidad: existen dos tipos de resiliencia:
    1. Resiliencia con “R” mayúscula, estos son los acontecimientos trascendentales, grandes, como la muerte de un ser querido, algún desastre natural o un acto de violencia.
    2. resiliencia con “r” minúscula, son aquellas adversidades cotidianas: se me poncho una llanta, perdí algo, o me regaño mi jefe porque no he entregado el reporte.
  2. Segundo paso: Analizar las creencias: una creencia es un dato o conocimiento que se toma como cierto, sin estar demostrado, para analizarla utilizamos el método que se llama el “ABC de Seligman.:

A:  adversidad, identifico la situación.

B: Cual es la creencia, que pienso de la situación, como me veo en ella.

C: Emoción: Como me siento.

Ejemplo:

A: Adversidad: No llegaré a mi objetivo este mes

B: Creencia: No sirvo para nada

C:  Emoción: Frustración, tristeza.

  1. Identificar las trampas de pensamiento: esta son los patrones de pensamiento negativo:
  2. Brincar de inmediato a las conclusiones. Ejemplo: Pensar que si alguien me dice “quiero hablar contigo”, es porque hice ALGO MAL.
  3. Visión de Túnel. Solo puedo ver aquello que está mal. Tiendo a generalizar.
  4. Maximizar y minimizar. Ejemplo: Mi novio(a) no me llamó hoy, “no me quiere”, “no le importo”. Lo malo lo veo muuuy malo, y lo bueno lo veo muy chiquito.

 

  1. Personalizar. Todo lo malo que ocurre es por mi culpa. Yo soy el error.
  2. Externalizar. Todo lo de afuera es malo. Ejemplo: Yo estoy en esta situación porque “todos los hombres son iguales de irresponsables”. (echarle la culpa a otro).
  3. Generalizar de más. Ejemplo: La secretaria un día llegó tarde. “SIEMPRE LLEGA TARDE”.
  4. Leer la mente. Ejemplo: Veo al jefe pensativo. “Seguro está pensando que me va a correr”.
  5. Razonamiento emocional. Ejemplo: “No voy a poder”, “Me voy a morir”.

Una vez identificada la trapa de pensamiento podemos llegar a una solución

  • A: Adversidad: No llegaré a mi objetivo este mes
  • B: Creencia: No sirvo para nada
  • C: Emoción: Frustración, tristeza.
  • Trampa de pensamiento: Exernizar, No me entregaron la información y por eso no pude cumplir con el objetivo
  • Ahora te preguntas: ¿Qué puedo hacer la próxima vez para evitar esta situación y así aprender a reaccionar la siguiente vez que se me presente esta situación?

Como te puedes dar cuenta, siempre hemos utilizado esta habilidad y hoy es mas que nunca y con este método vas a poder resolver más rápido los problemas, grandes y pequeños que se presentan en tu vida.

Como ya se mencionó, para desarrollar cualquier habilidad, hay que practicarlo, te invitamos a hacerlo